La lámina de Acero Pre-pintado, producida bajo la referencia de la norma ASTM A755M, es un producto versátil con ventajas técnicas y económicas, que combina las propiedades del Acero Galvanizado con la protección de un recubrimiento orgánico adicional, de ahí su alta participación en el desarrollo de la industria.

El Acero Pre-pintado está presente en todos los sectores industriales. En la construcción, en forma de tejas, cubiertas, recubrimientos de fachadas, etc., y la industria en general, como mobiliario metálico, aparatos de calefacción, ventilación, aire acondicionado, entre otros.

 

Etapas Convencionales de un Proceso de Acero Pre-pintado

Galvanizado: El Acero Pre-pintado se fabrica a partir del Acero Galvanizado por inmersión en caliente (Sustrato) bajo norma ASTM 653M, al cual se le aplica un sistema de recubrimiento orgánico.

Pretratado: El sustrato es sometido a un tratamiento químico aplicado antes del primer que mejora la adhesión, inhibe la corrosión y aumenta la durabilidad de los acabados de pintura. /p>

Primer: El recubrimiento de primer asegura la adherencia y la elasticidad entre el sustrato tratado y la capa de pintura del acabado, también brinda resistencia a la corrosión.

Pintado: La Capa de Pintura aporta las características superficiales requeridas, tales como el acabado (color, textura, brillo, aspecto, etc.), la dureza, la resistencia a la abrasión y a la radiación ultravioleta. Bajo norma ASTM A755.

El material de empaque utilizado en cada uno de los productos es reciclable y puede ser enviado a aprovechamiento a través de gestores debidamente autorizados. El detalle de cada material de empaque se puede consultar AQUI.