Las vigas de acero y el concreto vaciado sobre el Metaldeckvinculados en un entrepiso mediante conectores de cortante permite que los dos materiales trabajen como una unidad, aumentando su resistencia, reduciendo el peso de la estructura (hasta en un 30%), los costos de la cimentación, la altura de las vigas y permitiendo mayores luces entre apoyos entre otros beneficios. Los conectores de cortante auto soldables se instalan con una velocidad de 3 a 4 veces mayor que los conectores instalados con procesos manuales, eliminan todos los problemas relacionados con la perforación de láminas al poder soldar directamente a través del Metaldeck. El conector se suelda a las alas de las vigas de acero y queda embebido en el concreto creando un fuerte vínculo entre los dos materiales. Actualmente el NSR-10 avala sólo este tipo de conector para ser usado sobre láminas de Metaldeck.